La brújula del aspirante

Decían las portadas de los principales diarios deportivos del país que esta era una liga de cinco. A los ya consabidos tres colosos de nuestro fútbol se sumaban, a base de esfuerzo y buen juego, el Valencia y el Sevilla. Las jornadas han ido sucediéndose, 90 minutos tras 90 minutos, y con un tercio de la temporada liguera a nuestras espaldas, el globo de hispalenses y chés se ha desinflado más de lo que nos gustaría a los amantes del fútbol y las tablas clasificatorias apretadas. 7 puntos separan a los de Unai Emery del líder, mientras que el Valencia suma 24, dos menos que el Sevilla, a unos insalvables 9 del Real Madrid. Con los pies en el suelo y el objetivo claro de ser el cuarto en discordia para asegurarse el billete para la previa de Champions, Peter Lim comanda un proyecto que podría ser más ambicioso a largo plazo, pero que hoy depende de la templanza y calidad de un ex jugador madridista.

Me comentaba un buen amigo mío, acérrimo seguidor valencianista, que su equipo fuera de casa está dejándose demasiados puntos para soñar con metas mayores. Y señalaba, creo que con cierto tino futbolístico, a la ausencia de Dani Parejo como fuente de todos los males y carencias del conjunto de sus amores. Sin esa brújula, el equipo perdía el norte. Si bien es cierto que en las tres derrotas que han registrado los valencianistas en el presente curso, el centrocampista de Coslada estaba presente, es conveniente tener en cuenta ciertos aspectos dignos de mención, para hacernos a la idea del contexto en el que evaluamos al futbolista. Repasemos dichos partidos:dani3

Deportivo 3-0 Valencia. Fue el primer resbalón de los hombres de Nuno, que hasta entonces llevaban cinco victorias en siete partidos, y solo habían cedido puntos en forma de empate en las visitas a Anoeta y Nervión. Fue uno de estos resultados difíciles de explicar a través del fútbol. El equipo gallego venía encadenando derrotas y goleadas, y el Valencia llegaba a Riazor tras doblegar al vigente campeón de liga en Mestalla. Los goles de Mustafi en propia portería, Lucas Pérez y Toché, evidenciaron que los del Turia tampoco eran imbatibles. A pesar de esta debacle, Parejo firmó un 86% en acierto de pases, estando un escalón por encima del nivel que ofreció su equipo.

Levante 2-1 Valencia. Los 27 minutos de Dani en el Ciutat de Valencia son la mejor defensa para el argumento que aquí se expone. Ni media hora ofreció el míster al centrocampista, que regresaba de una lesión, e hizo un gol, siendo el mejor de su equipo y, con permiso de Diego Mariño, el mejor del derbi valenciano. Si no hubiera sido por el golazo de Morales, quizás estaríamos hablando de tan solo dos derrotas en el casillero ché.

Valencia 0-1 Barcelona. En el único encuentro que el Valencia perdió en casa, haciendo sufrir a todo un Barcelona, Parejo mandó, repartió, y supo imponerse a hombres de la talla de Busquets, Mascherano y Xavi Hernández en la batalla del centro del campo. Sólo un enorme Claudio Bravo evitó que los murciélagos dieran un golpe sobre la mesa y se reengancharan a la Liga BBVA. En el resto de encuentros, se ha visto la mejor versión del Valencia, comandada por Dani Parejo, que ya suma 4 goles en competición doméstica, manteniendo ese 86% de acierto en pases y demostrando que, a sus 25 años, es el todocampista que requiere el proyecto de Lim.dani2

Cierto es que hablamos de un equipo en construcción y con muchas piezas nuevas, empezando por el propio entrenador. El enorme rendimiento inicial que ofreció Rodrigo ha dado paso a una versión más irregular del  delantero español. André Gomes despliega calidad en cada toque, pero su juventud hace que las dudas se instalen en la grada de Mestalla. A Paco Alcácer parece haberle podido la presión depositada sobre su espalda… Aún queda mucha liga y el tiempo acabará poniendo a cada escuadra dónde corresponda, pero desde este blog se lanzó hace algunos meses un mensaje de confianza y esperanza en el proyecto del magnate singapurense, que por entonces tenía a Pizzi al timón. Si además de dinero sobre la mesa, se toman buenas decisiones, y se cuenta con profesionales de la calidad de Otamendi, Negredo o Diego Alves, solo se necesita confiar en que la brújula del aspirante marque el camino a seguir, y a disfrutar de la travesía.

Anuncios