Kyle Beckerman, un futbolista diferente

Kyle Beckerman es ese futbolista estadounidense sobre el que todo hijo de vecino depositó su atención cuando EEUU debutó el 16 de junio en el Mundial de Brasil frente a Ghana. Muy pocos lo habían visto jugar, y aquellos que lo contemplaban por primera vez se preguntaban para sí de dónde demonios había salido aquel tipo con rastas que saltaba al terreno de juego entre los titulares de la selección americana. Lo cierto es que resultaba extraño ver aquel look tan particular en un futbolista de su apariencia, por lo que, para qué negarlo, muchos pusimos especial atención en descubrir cómo jugaba aquel “yankee de las rastas”. Nos acabaríamos llevando una grata sorpresa.KYLE_BECKERMAN_BRAZIL2014_EM93

Demostró cosas interesantes desde el primer encuentro, aptitudes que pudimos corroborar tras ver su actuación en los tres partidos de la fase inicial. Kyle Beckerman no es que sea un jugador de una excelsa calidad técnica, pero sí que atesora una inteligencia posicional que le convierte en una pieza fundamental en el esquema de Jürgen Klinsmann. Siempre bien colocado tácticamente, Beckerman actuaba como el eslabón situado entre los defensores y los centrocampistas de creación (Bradley y Jones durante el Mundial). Un stopper en toda regla encargado de absorber cualquier pelota que caía en su zona de influencia para darle después salida con sencillez y sin ornamentos de ningún tipo. Kyle corría abarcando el mayor espacio posible de su propio terreno de juego (11 km por partido aprox.) y cuando los rivales intentaban penetrar por el carril central ahí estaba él para recuperar el cuero, su principal labor. Robó un total de 14 esféricos en los tres encuentros que disputó, siempre hurtando más balones que su homólogo en el conjunto rival. Por eso y por el equilibrio táctico que proporcionaba a los norteamericanos, Klinsmann le hizo protagonista en su dibujo. Por ello y por la facilidad para encontrar vías de pase a los compañeros que permitieran iniciar las jugadas desde posiciones retrasadas. Completó una media de 45 pases por encuentro, similar a la de Bradley y siempre superior a la de Jermain Jones, cifra nada desdeñable para un combinado que dejaba la iniciativa del juego al rival (de hecho, la posesión siempre fue favorable a los contrarios: Ghana, Portugal, Alemania, Bélgica).

Beckerman es un tipo de jugador que gusta mucho entre los técnicos, por eso quizás llame la atención que a sus 32 años no haya jugado en ninguna de las grandes ligas europeas. Es más, ni siquiera ha salido de su país, siempre ha estado en la MLS. Pero claro, una vez descubres un poco más al Beckerman más humano entiendes el porqué. Él es un tipo familiar, cercano, de los que firman autógrafos gustosamente y de los que bajan la ventanilla del coche en los semáforos para intercambiar un par de palabras amistosas con el aficionado del vehículo de al lado. Un chico normal que en sus ratos libres se dedica a pescar o a dar paseos por entre los hermosos parajes del estado de Utah junto a su pareja. Allí, en Salt Lake City, la capital del estado, Beckerman es un tipo mediático que vive la vida como un ciudadano cualquiera. La fama no es casual, obviamente. Además de ser internacional con USA, Kyle es el jugador franquicia y capitán del Real Salt Lake, con el que consiguió el único título de liga que tiene la entidad. Jugando con su club, Beckerman es capaz de demostrar todavía más cualidades de las que le pudimos ver durante la Copa del Mundo. El fútbol que se practica en la MLS le permiten tener mucho más recorrido ofensivo e incluso hacer goles de vez en cuando. Además, su veteranía le permite ejercer como el líder perfecto, como la extensión de su entrenador en el campo. Así lo reconoce el propio técnico tras confesar que cuando él era jugador Beckerman era un futbolista que no le gustaba en absoluto. Eso fue así hasta el primer día en que ejerció como su preparador, entonces pudo conocer al Beckerman maduro futbolísticamente hablando, ese que ahora es imprescindible para su club y necesario para la armonía táctica su selección.

PD: Pincha aquí para disfrutar de un magnífico reportaje audiovisual realizado por la MLS acerca del protagonista de este artículo (en inglés)

Anuncios