¿Qué fue de Jonathan Soriano?

La historia que hoy vengo a contaros comienza en una gigantesca tienda de artículos deportivos fuera de nuestro país. Sucedió hace varios años. Allí me encontraba yo, deseoso de adquirir alguna de las muchas camisetas de clubes de fútbol que se ofertaban. Sin embargo, el tiempo que tenía para decidirme por una de ellas era escaso, y lo cierto es que soy una persona a la que le cuesta decantarse en este tipo de situaciones. Al final, cuando el tiempo disponible casi me pisaba los talones escogí la que más bonita me pareció, sin importarme apenas qué escudo llevaba bordado en el pecho. La del Red Bull Salzburgo.REDBULL_SALZBURGO_1

Por aquel entonces lo justo acertaba a comprender que era un club austríaco, pero ni conocía su historia ni a ninguno de sus jugadores. A día de hoy la situación ha cambiado susceptiblemente puesto que un futbolista español se ha convertido en el auténtico buque insignia de la institución. Hablamos de Jonathan Soriano.

Se trata de un joven delantero barcelonés que ha acabado encontrando su sitio en el mundo. Él comenzó en las categorías inferiores del RCD Espanyol, en las que anotó no pocos goles. No obstante, nunca logró consolidarse en el primer equipo del club perico, de hecho pasó varias temporadas cedido en clubes de inferior categoría. Finalmente el FC Barcelona lo incorporó a su filial en el año 2009, cuando todavía militaban en 2ªB.

Fue  allí, con Luis Enrique como entrenador, donde Jonathan Soriano explotaría como un delantero total. Anotaría 17 goles en su primera campaña como culé, ayudando con ellos a su equipo a lograr el ascenso a la categoría de plata del fútbol español. La temporada siguiente sería la de su consolidación como gran realizador. En esa campaña consiguió perforar la portería rival en 32 ocasiones, nada más y nada menos, consiguiendo sobrepasar la barrera de las treinta dianas, algo que no se conseguía en la Segunda División desde la temporada 68/69.LUISENRIQUE_SORIANO

Al año siguiente volvería a comenzar el curso en el filial del cuadro blaugrana, y lo hizo marcando goles, como no podía ser de otra manera (5 en 10 partidos), aunque no duraría demasiado en Can Barça. Sus magníficas actuaciones habían llamado la atención de varios equipos extranjeros, y en el mercado invernal de la 11/12 el Salzburgo llegaría con una oferta para hacerse con sus servicios. La cantidad que pagaron los austríacos, casi irrisoria una vez conocido el rendimiento que está aportando:  500.000 €. Medio millón que ya está más que amortizado.

Llegaba entonces a un club que hacía pocos años había abordado un proceso de reconstrucción para estar con los grandes y hacerse un hueco en Europa.  Todo ello se había iniciado a raíz de la compra de la institución deportiva  por parte de la conocidísima empresa de bebidas isotónicas Red Bull en el año 2005La llegada de la multinacional provocó drásticas modificaciones en la institución (cambio de nombre, de  estatutos, de color en la equipación, de estadio…) La polémica obviamente no podía quedarse al margen. Estos cambios no contentaron a todos, e incluso algunos de los hinchas decidieron formar  un nuevo equipo con los valores del original y contrario a la nueva política del recién fundado club. Pero lo cierto es que, gracias a la inversión económica, el Red Bull Salzburgo logró conquistar varios títulos nacionales, acabar con la supremacía que mantenían los clubes de la capital y recuperar el apoyo de una buena parte de la ciudadanía.Spectators - Lifestyle

Pues bien, fue allí, en la ciudad que vio nacer a Wolfgang Amadeus Mozart, donde el bueno de J. Soriano desembarcó para hacer las delicias de los fans de los “toros rojos”. Digamos que su primera media temporada (recordemos que llegó en el mercado invernal) en el conjunto austríaco fue de toma de contacto, de adaptación a las nuevas condiciones que suponía ese cambio de aires. Durante esos primeros meses del año 2012, con 5 tantos en 15 encuentros, prepararía  mimosamente el trampolín que le catapultaría al estrellato durante la siguiente campaña. Y de ahí en adelante.

El año pasado ya se consolidó en Austria como lo que es, un magnífico ariete. Concluyó con unos registros goleadores  tremendamente meritorios (29 dianas en 38 partidos). Pero aun así, por difícil que pueda resultar, Jonathan Soriano se sigue superando a sí mismo. Lleva una temporada excelsa, de hecho, ni siquiera las lesiones, que le han tenido apartado de los terrenos de juego durante más de dos meses, han podido frenar la racha de un hombre que vive un auténtico idilio con el gol. JONATHANSORIANO_2

Más allá de que las defensas en una liga con diez equipos como la Bundesliga de Austria sean mejores o peores, los números del 26 del Red Bull son envidiables.  En estos momentos, cuando se han disputado 25 jornadas del campeonato nacional, J.S. comanda la tabla de goleadores junto a su compañero Allan, ambos con 21 tantosLos dos salen a más de un gol por encuentro, un promedio bestial que ha facilitado que el conjunto de Salzburgo lidere con una facilidad pasmosa la liga. ¡22 puntos le saca al segundo clasificado!

Además, este año, Jonathan ha traspasado cualquier frontera y se ha hecho un nombre entre los jugadores llamados a destacar en competiciones europeas, en su caso la Europa League.  También encabeza la clasificación de máximos anotadores de la antigua UEFA con 7 dianas en tan solo 5 encuentros. Si sumamos las rondas previas, nos iríamos a la decena de goles en 7 enfrentamientos disputados. Sin ir más lejos, se ha llevado el balón con el que se juegan los partidos del jueves en dos ocasiones en la presente temporada. Dos hat-tricks (ante el Zalgiris Vilnius lituano y el Elfsborg sueco). Del mismo modo, para el recuerdo quedará su golazo desde casi el medio del campo al Ajax en el Amsterdam Arena, cuando su equipo ya se jugaba el ser o no ser en una eliminatoria directa. El tipo está emparentado en el gol.

Anuncios