Un último ensayo antes del baile

Vicente Del Bosque se sentó ante los medios en la sede de la Asociación de Futbolistas Españoles y recitó de memoria una lista de 22 hombres: Víctor Valdés, Iker Casillas y Pepe Reina, dijo al principio. Estos eran los tres porteros, fijos desde hace años en las convocatorias de La Roja. En cuanto a la parcela defensiva, fueron seis los elegidos: Juanfran, Azpilicueta, Jordi Alba, Sergio Ramos, Raúl Albiol y Javi Martínez. Apuesta clara por la versatilidad de hombres como César Azpilicueta, que puede jugar en ambos laterales, Javi Martínez, que llegó a jugar hasta de delantero frente a Italia en la Copa Confederaciones, e incluso el propio Ramos, que podría colocarse en la derecha llegado el caso. Diez hombres para el centro del campo: Xavi, Xabi, Thiago, Cesc, Silva, Iniesta, Thiago, Koke, Busquets y Navas. Simplemente el mejor centro del campo del mundo con mucha diferencia.costa

Como delanteros, Pedro, Álvaro Negredo y… aquí Vicente realizó una pausa dramática y luego expulsó el nombre de Diego Costa como si de un exorcismo se tratara. Ya estaba hecho, el de Lagarto se enfundará la Roja y la sudará para darnos las alegrías que pueda en el amistoso frente a Italia. Del Bosque acababa de introducir un tiburón en su piscina de delfines”. Nadie duda a estas alturas de la calidad de un delantero como el rojiblanco y de que aportará cosas tan necesarias como revolucionarias a la Selección Española. El hambre de victoria del hispano-brasileño es insaciable y eso contagia a cualquiera. Como provocador nato que es, Costa ha elegido renunciar a Brasil, el anfitrión de la gran cita, para unirse a las filas de la que ahora es el combinado a batir: el de nuestro país.

En el Vicente Calderón se enfrentan hoy dos de los firmes candidatos a levantar la Copa del Mundo al cielo brasileño. Los hombres de Cesare Prandelli han abanderado un cambio de estilo en la ‘azzurra’, desde hace 2 o 3 años, que no les ha hecho perder un ápice de competitividad. Si quieres ganar el Mundial debes vencer a Italia. Bien lo sabemos los españoles, que aunque no nos cruzamos con los transalpinos en Sudáfrica, hemos tenido que batirlos en la Eurocopa 2008, en la de 2012 e incluso en la Copa Confederaciones del pasado año. En dos ocasiones por penalties, comprobando una vez más que la suerte en esto de las selecciones está cambiando y ahora sopla a nuestro favor. El estadio rojiblanco es además talismán para el combinado nacional: once partidos que se saldan con 7 triunfos y tres empates, por lo que si piensan apostar algo a este encuentro háganlo por la vigente campeona del mundo y bicampeona de Europa.

Sobre todas estas cosas están hoy los experimentos, pues es el último día para hacerlos antes de defender el cetro del fútbol ante sus históricos dueños. Diego Costa es la pieza que más tiene que demostrar que encaja en este puzzle. Del Bosque ya ha probado en Las Rozas con el colchonero como titular, completando un once con Valdés, Juanfran, Albiol, Javi Martínez, Jordi Alba, Busquets, Xabi Alonso, Thiago, Pedro e Iniesta. Parece fácil encajar entre estas figuras, pero hay que convencer a mucha gente y sacar brillo a la estrella que llevan los jugadores en el pecho.1393965131_306418_1393965550_sumario_grande

Para defender la gloria conseguida en los próximos años están apareciendo unos jugadores de futuro brillantísimo: Jesé, Isco, Sergi Roberto, Carvajal, Alberto Moreno… O Koke y Thiago, que ya son fijos en las convocatorias con la absoluta. De hecho, el centrocampista del Atlético de Madrid es el único que ha estado en todos los partidos del combinado nacional esta temporada, junto con Iniesta, Ramos y Negredo. Thiago, por su parte, supone el relevo natural del mejor jugador español de la historia: Xavi Hernández. El hijo de Mazinho está tomando las riendas de todo un Bayern de Múnich, asumiendo ser el favorito de Pep Guardiola y admitiendo que está en la campeona del mundo para quedarse todo el tiempo que pueda.

Ardua será la tarea, eso seguro. Candreva, Osvaldo, Cerci, Montolivo, Marchisio, Pirlo y compañía están deseando hincarnos el diente y demostrar que se le puede hacer daño a la todopoderosa España. Ellos cuentan con menos crédito, están acostumbrados al ‘veni, vidi, vinci‘, y en los últimos años se han quedado siempre a las puertas de la gloria… por culpa nuestra. Será una lucha por el balón, que muy previsiblemente ganarán los de rojo, entre otras cosas, para homenajear el estilo que implantó Don Luis Aragonés allá por 2008. Con el lujo de tener a jugadores como Xavi, Silva o Cesc Fàbregas en el banquillo, los Thiago, Iniesta y Xabi Alonso se dedicarán a mover el balón como arma, mientras saliva Costa arriba… y Negredo en el banquillo. El vallecano está muy cerca de convencer al seleccionador de que debe ser el delantero titular de su equipo, gracias a su temporadón en Manchester, aunque la competencia sea cada vez mayor.

Es muy posible un cruce entre España e Italia en cuartos del Mundial. Al igual que son muy posibles las sorpresas en un campeonato de estas magnitudes. 100 días han de pasar hasta el comienzo de la mayor fiesta del fútbol del planeta; hasta entonces sucederán muchas cosas, pero lo que es cierto es que este es el último ensayo antes del baile… y que empiezan a dilucidarse los bailarines elegidos.2110268_g_7266c8_imgg

Anuncios