Un lugar para Juan

A eso de las diez de la noche del viernes, y después de una semana de incesante rumorología, oficializaba el Manchester United vía twitter el fichaje de Juan Mata, dejando claro además, que el pago de dicho traspaso dibujaba una cifra récord, sin precedentes en la historia del club. Los medios británicos hablan de una cantidad cercana a los 37 millones de libras, es decir, alrededor de unos 45 millones de euros. La falta de entendimiento entre José Mourinho y el futbolista asturiano venía increscendo desde que el portugués aterrizó de nuevo en Inglaterra. Tanto que en el último mes y medio, Mata sólo ha tenido minutos en 2 de los 7 partidos que ha disputado el Chelsea, y en ambos casos fue sustituido a mediados del segundo período. Las razones no las tenemos muy claras. Es cierto que Juanín ha sido el mejor jugador del Chelsea durante los dos últimos años, pero también lo es que su rendimiento en el césped denota un evidente detrimento, como si hubiese perdido esa chispa de genialidad que siempre le ha caracterizado. De cualquier modo, Mata ya está 163 millas al norte de la metrópoli londinense, y debemos comenzar a investigar qué depara futbolísticamente su llegada a Manchester.

JUAN_3

Hay que recordar que el club inglés más laureado de los últimos 20 años atraviesa sus horas más bajas en mucho, muchísimo tiempo. La marcha de Sir Alex Ferguson parece haberle arrancado de cuajo el carácter a los red devils, que atraviesan una profunda crisis de identidad. Podía predecirse que la transición hacia David Moyes iba a ser complicada, pero no hasta este punto. El United es séptimo, a cinco puntos de las plazas de Champions League, y a estas alturas ya ha perdido más partidos (7) que en toda la temporada pasada (5). Cabe decir que el que fue su buque insignia la campaña pasada, Robin van Persie, sólo ha podido estar presente en 11 de los 22 choques de su equipo por culpa de unas aparatosas molestias en el muslo. El holandés no se viste de corto desde el 10 de diciembre, y su ausencia condiciona en gran medida las cuotas goleadoras de los devils. Tampoco  participa Wayne Rooney, baja desde el 1 de enero, a causa de unos problemas en el abuctor. En definitiva, los dos mejores futbolistas de esta plantilla sólo han podido compartir campo en 8 partidos (saldados con 6 victorias, un empate y una derrota).

De todas formas, al United le faltan muchas más cosas que ese ‘punch’ en el área. El cuadro de Old Trafford tiene serios problemas en la medular, donde se ha roto la pareja que conformaban Michael Carrick y Tom Cleverley, y que tan fundamental fue para la consecución del título el año pasado. Las lesiones sólo les han dejado coincidir en seis ocasiones en el presente curso. Marouane Fellaini, Phil Jones, Ryan Giggs, Darren Fletcher e incluso el brasileño Anderson, recién traspasao a la Fiorentina. Moyes ha probado ya más de una decena de tándems distintos, y ninguno consigue convencerle. Ni a él ni a nadie. De ahí la gigantesca polémica que ha levantado el fichaje de Mata. Mientras en Londres se preguntan el por qué ofrecer al asturiano al enemigo, en Manchester la cuestión es por qué vaciar la cartera en un futbolista que actúa en tres cuartos, cuando la gran laguna está en el mediocentro. La respuesta no es tan difícil.DAVID_MOYES5

Más allá de ese “problema estructural”, comprar a Mata es comprar talento, talento del bueno. Y el actual United está claramente exento de eso. Se trata de un movimiento similar al que hizo el Arsenal con Mesut Özil. El 10 teutón no respondía estrictamente a las necesidades que tenían los gunners en la delantera, pero su llegada, además de impregnar de convicción al vestuario, ha supuesto una mejora futbolística descomunal en su nuevo entorno. Así pues, el aterrizaje de Mata en Old Trafford puede provocar un efecto parecido, una radical mejora del contexto gris que empapa right now al Manchester United.

El esquema habitual de Moyes está siendo un 4-2-3-1. Pese a que la plaga de bajas que sufren los devils ha desdibujado mucho sus alineaciones, lo más normal es que conforme vayan recuperando jugadores, Carrick&Cleverley compartan el doble-pivote por detrás de Rooney, que estará acompañado por dos extremos a sus alas. Antonio Valencia, Ashley Young, Danny Welbeck y Shinji Kagawa han sido los elegidos para esa tarea, pero serán relegados al banquillo a partir de la semana que viene. No le pasará lo mismo a Adnan Januzaj, la sensación absoluta del curso. La grada quiere al niño, y Moyes no lo va a sentar. Dicho esto, casi se puede asegurar que Mata desempañará ese papel cercano a la línea de cal, compartiendo línea de ataque con Rooney y el jovencísimo belga. Es una posición desde la que ha partido en innumerables ocasiones en Stamford Bridge, aunque bien es cierto que el español no tiene ese turbo que tenía hace año y medio. No obstante, hay un matiz positivo en ello. Lo que intenta el técnico escocés con sus hombres va varias marchas por debajo de lo que pone en práctica Mourinho. En cuanto a ritmos, el equipo de Moyes se asemeja más al del Chelsea de Benítez que al de Mou. En ese panorama más pausado, Mata sí que puede explotar muchas de sus virtudes, y por qué no, recuperar también buenas vibraciones.JUANMATA_!2

Sea cual sea su adaptación, tenemos que tener claro que el United ha comprado una perla. En condiciones normales, Mata ha demostrado ser un jugador terriblemente determinante. Su creativividad siempre ha sido una fuente constante de desequilibrio, y hablando de un deportista de 25 años, no podemos darla por oxidada. Estoy convencido de que volveremos a ver a The Special Juan, el mismo que marcó doce goles y repartió doce asistencias la campaña pasada, el que te gana partidos. Razones no le faltan. Estamos en año de Mundial, y hoy por hoy -en lo que respecta a su área de acción- Silva, Cazorla, Fábregas, Pedro, Koke e Isco tienen más papeletas que el asturiano para ir a Brasil. Cambiar de aires le va a otorgar más posibilidades de resucitar su mejor versión que quedarse en Londres, donde su relación con Mourinho se estaba crispando más de lo debido. Por el momento, habrá que esperar al martes para verlo debutar con la camiseta roja. Será en Old Trafford, ante el Cardiff.

Anuncios