Mourinho ya juega con reina

Ya hablemos de Karpov ó de Kasparov, por muy privilegiada que sea su mente de súperestratega, cualquier gran jugador ve disminuidas sus posibilidades de vencer cuando pierde a su reina. El fútbol siempre ha buscado un espejo en el ajedrez. La inteligencia es primordial, eso es ineludible. Sin embargo, bien es cierto que tus opciones de alcanzar grandes metas, grandes victorias, dependen en buena medida de contar con una reina, con una pieza ejecutora que pueda resolver una partida en cualquier situación, en cualquier circunstancia. José Mourinho voló a Inglaterra el pasado mes de junio inmerso aún en la feroz vorágine de polémica que habían levantado sus últimos meses en Madrid. El panorama en el barrio londinense de Kensington&Chelsea se cargó entonces de ilusión gracias al regreso del genio de Setúbal, pero conforme empezó y avanzó la pretemporada, esa atmósfera se fue enfriando, en vistas a que los blues parecían no contar con ese futbolista que marque diferencias, que te gane los partidos. Hoy, a 12 de enero de 2014, podemos certificar lo contrario.

Ayer el señor Eden Hazard volvió a ganarle un partido al Chelsea. Y van unos cuantos. No era fácil esta vez la ecuación para los hombres de Mourinho. El recién ascendido Hull City es una de las noticias más agradables del campeonato anglosajón. Los tigers caminan décimos en la tabla, y ganarles en el KC Stadium no es una tarea cómoda. Allí claudicó el Liverpool a finales de noviembre, estuvo a punto de hacer lo mismo el United – que tuvo que remontar un 2-0 -, y allí se llevó seis goles el Fulham el fin de semana pasado.FBL-ENG-PR-HULL-CHELSEA

Seguramente el partido no fue lo más divertido que nos haya pasado este fin de semana. El primer tiempo fue indigesto. Sólo dos tiros a puerta de los blues por algún que otro arreón local sin demasiado peligro. Mou salió con David Luiz de mediocentro, y el experimento no fue del todo bien. Pese a que el balón fue casi propiedad de los suyos (+60% de posesión en algunos tramos), el brasileño no se entendió en ningún momento con su compatriota Ramires, y el Chelsea estaba difuso. No obstante, los visitantes empezaron a crecer en la recta final del primer tiempo, y en una internada por la izquierda, Hazard dejó absolutamente solo a Oscar. Era el 0-1, pero McGregor la sacó ‘a bocajarro’. Tras el descanso, los de la casaca azul comenzaron a mandar un poquito más, pero no con la claridad que deseaban. Fue entonces cuando apareció el huracán de La Louvière. Hazard recibe en el pico del área un balón que consigue filtrar David Luiz, y que Cole le facilita con un taconazo. El belga tiene a dos encima, pero eso no va a ser ningún impedimento para que materialice la proeza. Se zafa fácil del primero, luego alarga un poco más su diagonal para terminar dejando al suelo al segundo con un amago, y por fin obtiene posición de disparo. Dibujando su movimiento fetiche, Hazard sacaba de nuevo del apuro a su equipo, que luego no tuvo problemas para mantener el resultado hasta el golazo de Fernando Torres, que sentenciaría el choque en el minuto 87. 

El Chelsea, que ha resuelto con victoria cinco de los seis compromisos ligueros que ha tenido en los últimos treinta días, volvió de Yorkshire con los tres puntos, y anoche durmió líder de la Premier League. Poco a poco, los blues han ido impregnándose de la dinámica ganadora de Mourinho, y gran parte del mérito lo tiene Eden Hazard. 8 de los 9 goles lleva el belga en esta Premier 2013/14 vinieron cuando el Chelsea empataba o perdía, lo que nos habla de una terrible eficacia, de una terrible determinación. Así, a bote pronto, te vienen a la cabeza algunos de esos detalles de jugador grande. El sprint de treinta metros que se marcó ante el Liverpool, para luego tener la sangre fría de congelar el tiempo y, como si su bota derecho fuese un pincel sobre lienzo, ponerla en la escuadra, donde Mignolet no puede llegar. El partidazo descomunal que hizo el día de Sunderland, donde gracias a dos goles suyos, su equipo terminó imponiéndose por 3-4. La precisión milimétrica con la que pica la pelota para dejar a Lampard delante de Szczęsny en el Emirates; si el larguero no lo hubiese evitado, aquel soberbio pase habría significado tres puntos.

FBL-EUR-C1-BASEL-CHELSEA

Al fin y al cabo son fragmentos que sellan la adultez de un futbolista de un escalón superior, y todavía con margen de mejora. Cabe decir que Hazard no se disfraza de héroe de una manera espontánea, sino que lo está haciendo partido tras partido. Son muchos los puntos que el cuadro londinense le debe al 17, y cada vez va quedando más claro que el belga va a ser el jugador sobre el que Mourinho construya su acorazado en esta nueva etapa en Stamford Bridge. Como lo fueron una vez Deco, Lampard, Sneijder o Cristiano Ronaldo, ahora es Hazard quien cargará con la responsabilidad de ser el futbolista referencia del bando de The Special One, de ser la reina de su tablero. Pasará muchas de cal, y también algunas de arena, pero yo creo en él, ¿y tú?

Anuncios