Choque de trenes

Son dos corredores de fondo que ya han demostrado que quieren y pueden ganar esta carrera, cada uno con sus recursos, eso sí. Son dos apisonadoras a las que resulta imposible detener cuando se proponen un objetivo. Son los dos equipos más en forma de la Liga BBVA, y el sábado a las 20:00 horas se enfrentarán en un Atlético-Barcelona que supondrá el broche de oro a la primera vuelta más disputada de los últimos años. La vuelta de Leo Messi a un estado de forma ideal para competir en un partido de fútbol y la retirada de la quinta amarilla de Juanfran hacen posible que los 22 mejores futbolistas de uno y otro equipo sean los que vayan a saltar mañana al verde del Vicente Calderón. Los onces de gala para un partido de etiqueta.

Siempre que los culés viajan a orillas del Manzanares sucede algo. Goleadas visitantes o locales, remontadas inimaginables, goles antológicos, polémicas y jugadas imposibles adornan el recuerdo de los aficionados si se menciona este partido, pues hablamos de un clásico del fútbol español. Sin embargo, este tiene algo diferente: el Atlético se presenta como un aspirante real y consolidado a arrebatarle al Barcelona el dominio del balompié patrio tras muchos años vagando sin pena ni gloria por la competición doméstica. Este año sí, el Atleti-Barça será un partido de tú a tú.1528083_785257668157255_422897116_n

La mejora de la máquina perfecta

El Barcelona nunca volverá a tener la excelencia que le otorgó Pep Guardiola. Eso es un hecho asumido por todo el barcelonismo. Lo que no quiere decir que no tenga mimbres para volver a ser el mejor equipo del mundo. Gerardo Martino ha logrado mantener esa voracidad ofensiva basada en la verticalidad que habíamos visto con Tito Vilanova o Jordi Roura, rescatando además la presión en campo contrario y apostando por una transición en el juego de toque de los ‘bajitos’ hacia algo más efectivo. Este Barça sigue mareando al contrario y dominándolo a su antojo, pero además, sabe cuando lanzar un pelotazo, realizar una contra demoledora y explotar los espacios que pueda encontrarse. La primera mitad de la temporada de los del ‘Tata’ ha sido brutal: dos derrotas (Ajax y Athletic) y dos empates (Milan y Osasuna) por 23 victorias oficiales. La última ante un Getafe siempre rocoso que fue más duro de roer de lo que dicta el abultado resultado (4-0)… hasta que volvió Messi.

Los catalanes han ido creciendo a lo largo de los partidos, confiando más y más en su juego, sobreponiéndose a las pérdidas de hombres clave y dominando con mano dura sus partidos. Si a este equipo sólido y firme le añadimos la vuelta del mejor portero de la Liga BBVA (premio compartido con Thibaut Courtois) y el mejor delantero del mundo, obtenemos una máquina perfecta… mejorada.

Punto de inflexión

El Atlético de Madrid, por su parte, ha competido igual de bien que su rival del sábado, siempre con la filosofía de ir ‘partido a partido’ como bandera. Reflejando el espíritu luchador de su técnico, los Diego Costa, Koke y cía. llegan a la cita del fin de semana habiendo registrado unos números que hasta ahora sólo parecían factibles para Real Madrid y Barcelona. 49 puntos de 54 posibles y sólo 11 goles en contra habiendo anotado 47. De récord.1552311_785257491490606_1479416471_o

El conjunto del Diego Pablo Simeone ha notado un pequeño bajón físico en este último tramo de competición. Las últimas victorias, frente a Málaga y Levante, han sido por la mínima y con más sufrimiento del esperado. Ya no parece una misión imposible perforar la meta de Courtois, pues si bien es cierto que el recital del belga el martes pasado en Mestalla parece de otro planeta, la realidad es que en aquel partido, la defensa rojiblanca no pareció tan firme como acostumbra. En las rotaciones que realice el Cholo en este estresante mes de enero estará la clave de las aspiraciones rojiblancas durante toda la temporada.

Detalles

El golpe de autoridad que el vencedor propine el domingo no será un ningún caso definitivo (por uno u otro bando se repetirá la cantinela de: ‘aún queda mucha liga’), pero lo cierto es que la moral jugará un papel muy importante a partir de entonces.

Juanfran y Filipe Luis serán los laterales locales. Acostumbrados a subir y ocupar casi todo el carril debido a la ausencia de extremos en el equipo, el sábado tendrán que vérselas con Neymar y Alexis Sánchez. La personalidad de Simeone puede provocar que nada cambie en la actitud ofensiva del español y el brasileño, pero frente a dos cuchillos como los extremos blaugrana, lo más sensato sería dejar las facetas atacantes para otros. Esto sucedió en el Bernabéu con Juanfran pero no con Filipe, que siguió subiendo su banda y acabó provocando el gol de la victoria. Godín, Miranda, Gabi y Tiago son los gladiadores locales. Su misión es clara: obstruir, interrumpir, cortar, bloquear… en definitiva, imponerse. Koke y Arda son la conexión con Costa y David Villa tras la recuperación. Los dos delanteros necesitan un gol que les esquiva en estos últimos días.1606710_785257578157264_1774844797_o

En el Barcelona la clave estará en la presencia o no de Cesc Fàbregas. Martino lo ve más como un delantero, pero Neymar, Messi y Alexis parecen tener su puesto seguro en el once titular. La mejora de Iniesta hace que el debate se centre en dos nombres: Cesc o Xavi. En un partido que se supone de alta intensidad, la pausa de Xavi puede ser vital para que los visitantes no pierdan la compostura en determinadas fases del partido, pero la verticalidad y el último pase de Cesc son la llave para desbaratar un defensa tan complicada como la rojiblanca. Bendito problema para el ‘Tata’.

El partido es una final, un clasicazo que suele deparar muchos goles y un sinónimo de disfrute futbolístico. El Vicente Calderón vuelve a tomar parte activa en una lucha por la Liga frente a un Barcelona descomunal. Perdérselo es un pecado.

Anuncios