Los Hombres del Correcaminos

Hubo un tiempo en el que un ‘correcaminos’ de Las Franquesas del Vallés, en Barcelona, hacía las delicias de los aficionados quemando las bandas izquierdas de cada estadio español. Ese hombre, menudo pero potente (al más puro estilo Roberto Carlos) fue titular indiscutible del Barça y de la Selección Española durante una década, debutando de la mano de Johan Cruyff. Casi nada. Hablamos del gran Sergi Barjuán, jugador de época que acabó con su carrera deportiva tras tres temporadas en el Vicente Calderón.

Sergi, estuvo cuatro años (desde 2005 a 2009) apartado del fútbol profesional, preparándose como entrenador. Tras pasar por el juvenil del Barcelona, se le presentó su oportunidad: el Recreativo de Huelva. Obtuvo un discreto décimo-tercer puesto en su primera campaña con los onubenses, pero en su segundo año el señor Barjuán ha obrado el milagro.

Sólo hay que echar un vistazo a la tabla clasificatoria de la Liga Adelante para entender la envergadura del milagro anteriormente citado. El Decano del fútbol español comanda la liga a 6 puntos del segundo clasificado, un Lugo al que ya remontó un 0-3 adverso en la jornada 10.  Ocho victorias, dos empates y una sola derrota, con 24 goles a favor y 13 en contra contemplan al Recre desde las alturas. Todos estos guarismos supondrían sólo un arranque espectacular para cualquier equipo en una competición tan reñida como la Segunda División Española, pero para Los Hombres del Correcaminos, esto es algo más. Es algo más por cómo comenzó la temporada (victoria, empate, derrota por goleada y muchas dudas) y por el pasado…

Si comenzamos a nombrar jugadores y entrenadores ilustres que han defendido el blanco y el azul del oeste andaluz, alguno se sorprendería. Quizás porque no recuerda aquel ascenso in extremis en el año 2001, frente al Xerez en el Nuevo Colombino, con Lucas Alcaraz en el banquillo. O aquella temporada 2003/2004, en la que se venció 3-0 al Atlético de Madrid, 5-0 al Villarreal o 2-3 en San Mamés. Quizás no recuerdan la historia del club que hincó la rodilla en la primera final de Copa del Rey de su historia ante el Mallorca de Samuel Eto’o. Futbolistas de la talla de Vicente Guaita, Mariano Pernía, Sinama-Pongolle, Emilio Viqueira, Antonio Valencia, Ikechukwu Uche o Santi Cazorla dan lustre a una historia que esta temporada cumple 125 años.

Para aquellos que no recuerdan, basta con refrescarles la memoria con el partido que más lágrimas arranca a los aficionados onubenses, el Real Madrid 0-3 Recreativo de Huelva. Tras un terrible accidente de autobús en el que cuatro aficionados del equipo de Marcelino García Toral perdían la vida, el conjunto blanquiazul bordó el fútbol en todo un Santiago Bernabéu, ante Fabio Cannavaro, Sergio Ramos, David Beckham, Raúl, Ronaldo…

Años de oscuridad en el pozo de segunda se avecinaban para el Decano entonces, aunque pocos los sospechaban. La espantada de sus estrellas y los persistentes problemas económicos lastraron a un equipo histórico a un lugar que no le correspondía. No obstante, la dinámica ha cambiado.

Este año sí. Este año se llena el Nuevo Colombino, se ganan partidos contra rivales de la entidad del Mallorca o el Real Zaragoza y se disfruta con el juego de los choqueros. Tras demasiados años de penurias, el proyecto de Sergi Barjuán parece arrojar luz en Huelva.

No hay una explicación real sobre la utilización de pocos o muchos jugadores, pero uno de los principios es mantener el bloque si este funciona

Esto asegura el míster del líder de la Liga Adelante. Y es que sólo 20 jugadores han sido los utilizados por el Correcaminos, y parece que le funciona. Manuel Arana es el ‘killer’ con 8 goles, acechando en el pichichi a Scepovic, del Sporting. Por su parte, Cabrero encaja 1,18 gol por partido, entrando en el Top 5 de porteros menos goleados de la competición. Tras once jornadas, la pérdida de jugadores clave la temporada pasada como Alexander Szymanowski, Fidel o Chuli, no sólo no ha mermado al equipo, sino que le ha dado un plus de competitividad interna que a día de hoy es la clave del éxito. Aunque los jugadores avisan de que a partir de ahora están en el punto de mira y tendrán que ponerse el mono de trabajo, en Huelva se respira otro ambiente futbolístico. Tras un lustro de amargos vaivenes, por fin tenemos ilusión en el rincón olvidado del sur. Gracias Sergi.

Anuncios